...idas y venidas en cada uno de mis dias... trocitos de sensaciones que han topado conmigo y, de algun modo, han dejado alguna huella importante en mi... nada personal con nadie, solo un puñado de ideas y opiniones, dejadas en este saco de retales...

martes, 30 de noviembre de 2010

Aprendiendo de lo que no se ha de aprender… …?


  
    Valioso estandarte el de cobardía… valioso tesoro el del dolor… el del miedo… el del odio… rencor… valioso secreto el que humilló… el que venció… valioso el hambre que nos pudo, que con hambre nos enseñó de miserias y razones… de estrecheces… descalor… ambiguo todo lo que mana… ambigua nada que nos dejó… valiosa ambigüedad que por veces nos protege de miradas furtivas intentando cazar nuestros adentros, que por descubrir nuestras entrañas destrozan la razón… nuestro interior… Curioso mundo excepcional de estériles capas de inocencia que a golpes de injusticias se corrompen como humanos con poder… tristeza… valiosa tristeza que nos deja recapacitar… pensar y llorarnos… descubrirnos y pensarnos… recuerdos… insensateces y  desidias… lagrimas y sombras… baldosas rotas que nos hicieron tropezar entre sus hábiles esquinas que aun hoy nieganse a sumirse al poder del cemento… que dejan un tropiezo perenne en todo aquel que las ronda, que las vacila… las repasa y aprende… y así, las esquiva… con el tiempo… el que nos manda y enseña… el que nos deja y pierde… o se queda y nos empapa con su insaciable prisa por dejarnos… valiosa dejadez… valioso el aprender…

   valiosas todas aquellas cosas que nos vienen por detrás, de mano de los demonios, por que con ellas grabamos en nuestra piel las que no queremos fomentar…                             

   …¿o sí?...       

   …Quizás dependa del momento, quizás de la emoción, del amigo o contrincante, quizá no… que para gustos los colores, y el respeto nos de dios, que de gustos a sabores cambiamos de defecto a don… por defecto o don… que pa eso ya los jueces estudiaron de justicias y leyes y nos dicen como son… si defecto… o don… 

5 comentarios:

Mar Cantón dijo...

Valiosas las escaleras y sus peldaños, las veredas y sus entresijos, las raíces y los huesos, las pesadillas y los espejismos, valioso el temor, valiosa la soledad... valiosa incluso la burla del ignorante que quizás antaño fuéramos nosotros mismos cuando aún no hubimos tropezado nunca.

Y todo vale si de aprender se trata, para aún cansados seguir ascendiendo (los escalones desaparecen tras nuestros pasos una vez cumplida su función), para perdernos y volver a encontrarnos, para desde la tierra más inhóspita quemarnos y renacer como Fenix, para aún siendo engañados seguir teniendo fe, para recordarnos los caminos ya recorridos, marchitos o dolorosos, para hacernos fuertes y conocer nuestros límites... Para recordarnos cuánto nos queda por aprender todavía.

Aunque (como decían por ahí), algunos ya caemos hasta con estilo, leí hace bien poco algo parecido a que nada mejor que el triunfo para arender qué es el fracaso.

Quizás debamos aprender de lo que no se debería porque somos seres humanos, con sus matices tan especiales, con nuestra estrechez de miras, somos los únicos que necesitamos sentirnos bien afirmando que si todo fuera perfecto el mundo sería... aburrido.

Ahora, tras todo esto me dio por pensar que quizás no somos imperfectos, quizás sólo es que somos así.

Aunque no nos guste (no a todos).

Abrazo enorme de buenas y tranquilas noches Kata, desde el mar y con una sonrisa :))

P.D.: Valiosos tus pensamientos.

AR dijo...

Grandes retales estos...

Abrazos

Kata dijo...

Como siempre, palabras cargadas de arte y razon Mar, y como tu, pienso que quiza solo es que somos así... todos con la misma razón (cada cual aferrado a la suya), todos con los mismos derechos y todos motivados por unos u otros ideales... y vivir en el mismo sitio nos hace tener algo en comun, aunque no guste (a algunos).

Un fuerte abrazo Mar, siempre!!!


AR, un placer saberte por aquí...

Un fuerte abrazo y muy feliz día!

Olga i Carles dijo...

A veces te pierdes en el aprender.
A veces cabgalgas en blancura necesidad.
A veces mueres repentinamente escuchando sin escuchar.
A veces en transparéncia resucitas sin necesidad.



Grácias.

Kata dijo...

A veces perderse hace que nos encontremos desde otro punto donde la perspectiva nos cambia por completo... estas, ya conocemos un poco mas de nos.


Gracias a vosotros Olga i Carles.


Un abraç!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...