...idas y venidas en cada uno de mis dias... trocitos de sensaciones que han topado conmigo y, de algun modo, han dejado alguna huella importante en mi... nada personal con nadie, solo un puñado de ideas y opiniones, dejadas en este saco de retales...

sábado, 16 de octubre de 2010

El desprecio.

                                                                           Heather Nevay , "The boudoir"
                                                                                              




   
   Desprecio, en psicología y otras ciencias sociales, es una intensa sensación de falta de respeto o reconocimiento y aversión. El desprecio supone la negación y humillación del otro de quien se pone en duda su capacidad e integridad moral.
Es similar al odio, pero implica un sentimiento de superioridad. Una persona que tiene desprecio por otra mira a esta con condescendencia. La persona despreciada es considerada indigna. El desprecio puede estar relacionado con sentimientos de indignación y amargura.
El viejo adagio, "la familiaridad engendra desprecio" significa que nos enferman las personas y lugares que vemos a diario. Sin embargo, la familiaridad con frecuencia produce atracción. Esto se documenta en psicología como efecto de la mera exposición. La excepción a este efecto es la de aquellos objetos o personas que producen aversión desde el principio.

  
   …Cuando tu interioridad siente desprecio, es como si dejaras abierta una puerta de tu alma para que entre este gas venenoso, que te va matando a ti mismo, te va envenenando como a otros, te hace ir perdiendo tu dulzura, optimismo y fe ante la vida…

      Párrafo extraído de: Valores humanos: por la senda de una ética cotidiana









   Personalmente creo, y aunque a veces me cuesta al principio, el desprecio es una actitud que no me gusta sentir dentro de mí, aunque, por veces, la sensación es acrecentada por la primera impresión. 

   Hace unos días, compartimos en la Blogosfera diferentes opiniones acerca de la convivencia, y diría, el desprecio es algo que no entra en ella, si no que opino, es mucho mas coherente, el intentar llegar al origen de las actitudes que incrusten el desprecio en nuestras emociones y desde ahí, entender y aprender el mejor modo para poder actuar en diferente modo y con ello, si se debiera, intentar corregirlas, dependiendo de la acción o decisión de los despreciados, o simplemente aceptarlas sin llegar al desprecio, ya que, despreciando, echamos por tierra el respeto hacia los demás, luego, estamos quitando la oportunidad de validar algunas maneras que simplemente pueden ser diferentes a las que esperamos en los demás o las que nos gustan, debiendo pensar, en igual modo, que podríamos ser despreciados también por actitudes y respuestas que nos parecen de lo más normal y correctas. Así, cuando dejamos antes paso al razonamiento que al prejuicio, estamos dando paso a la libertad en los seres, entendiendo siempre que hablamos de actitudes que no interfieren en nosotros mismos más allá de lo que esperásemos en los demás, sin modificar en modo alguno nuestra vida. También diría, que, en muchos casos es fácil entender a quien desprecia, si este desprecio viene por causas mayores en las que cualquiera podría sentirse perdido tras un inmenso dolor o sufrimiento; incluso, en la mayor parte de estos casos, el tiempo cambia dicha sensación, como digo, dependiendo del grado en el que nos afectara emocionalmente. 

   La mayor parte de las veces, la única finalidad del desprecio es causar dolor al intentar hacer ver al despreciado que somos mejores o que el es peor por actuar de uno u otro modo. Creo que aquí, es cuando hemos perdido el control, puesto que, a mi entender, ya entran más actitudes desfavorables en lo relacionado con la vida en convivencia, tales como la soberbia, ignorancia y el ego que tantos problemas puede traernos cuando nos absorbe en porciones desmedidas.

   Con todo esto, diré, que a mí, personalmente, me cuesta una lucha diaria no entrar en estos parámetros de la no-convivencia, dado que  es más fácil caer en la comodidad del desprecio que el intentar entender a los que intentan ofender, aunque esto ultimo, una vez conseguido, hace sentir que hemos crecido, tanto si llevaban razón como si no. 

   

   Feliz fin de semana a todos, hoy y siempre!!

7 comentarios:

ATILIN dijo...

Tema complicado para comenzar un fin de semana, no?
A veces despreciar es el camino más facil como bien supiste explicar, es complicado a veces amar en ciertas condiciones en donde el desprecio te rodea. La capacidad de ver màs alla y poder empatizar no es fàcil para algunas personas. Y ahì es en donde se pone a pruba la capacidad de amar de las personas. Es una cuestiòn de voluntad no dejar que el desprecio se apodere de nuestras almas pero para eso hay que saber amar bien y eso se aprede todos los dìas. Ser incindicional no es facil.

Kata dijo...

jajaja... si Ati, tema complicado para comenzar fin de semana o incluso durante a semana, aun asi un tema que da para reflexionar, y en el que como dices, ser incondicional no es fácil, y saber amar y respetar es lo único que nos puede ayudar. Fijate la cantidad de gente que hay que ama, y despues convierte todo ese amor en desprecio... que triste, y como esto, todo, en la amistad, la gente que rodea... en fin, a mi parecer, un aburrimiento andar siempre con el desprecio por dentro.

Que lo paseis bien el Domingo!!

Anónimo dijo...

Maravilloso el detalle del cuadro de Heather Nevay "The boudoir" que ilustra este post. Gracias por compartir tan bello material

Kata dijo...

Gracias a tí por dejarme saber un poco más de el. Creo que lo tomé de otro sitio y me paso inadvertido el artista... Gracias de nuevo.



Un saludo.

Lea Gomez dijo...

Pense, que se trataba de como debe actuar el despreciado. Muy buen post, pero el q desprecia omite todos estos procesos de raciocinio porque es muy comodo despreciar para por "algo" una vez en la vida del que desprecia pueda sentirse superior. Si, a mas ignorancia, bajo status economico o social mas alimanas hay, ahora como hace el despereciado? Y no hablo de gente q se haga literalmente despreciar por arrogancia o altaneria, sino de ina persona normal, q por nacion color o religion son ignoradas y despreciadas.

Lea Gomez dijo...

Pense, que se trataba de como debe actuar el despreciado. Muy buen post, pero el q desprecia omite todos estos procesos de raciocinio porque es muy comodo despreciar para por "algo" una vez en la vida del que desprecia pueda sentirse superior. Si, a mas ignorantes, bajo status economico o social mas alimanas hay, ahora como hace el despereciado? Y no hablo de gente q se haga literalmente despreciar por arrogancia o altaneria, sino de ina persona normal, q por nacion color o religion son ignoradas y despreciadas.

Kata dijo...

Hola Lea, gracias por pasar por éste espacio que por temporadas olvido, y volverme de nuevo a él... Diría, que para mi, lo importante, es luchar contra uno mismo cuando entramos sensaciones que nos llevan a despreciar, sea por el motivo que sea. Es mucho más duro, pero, creo, al final, mucho más interesante... Nos enseña a ver desde los ojos ajenos, y a sentir desde sus carnes... nos enseña empatía, y sobre todo entender que no somos el centro del mundo.En estos 6 años que hace que escribí el post, sigo luchando contra esos empujones que a veces nos juega el presente, hacia el desprecio a algo... La verdad, hay motivos más que suficientes para despreciar determinadas actitudes, pero para solucionarlas, hay que mirar desde la calma, y encontrar el origen de estas... Ahí, en ese punto, se hace un poquito más fácil dejar el desprecio a un lado... En cualquier caso, como decía Ati, un tema complicado...

Un abrazo y feliz semana.

Gracias de nuevo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...