...idas y venidas en cada uno de mis dias... trocitos de sensaciones que han topado conmigo y, de algun modo, han dejado alguna huella importante en mi... nada personal con nadie, solo un puñado de ideas y opiniones, dejadas en este saco de retales...

domingo, 10 de julio de 2011

...tan lejos... tan cerca...


Kata, de tertulia..., 2004

 
   …que tan extraña se siente a veces la distancia en todo y todos los que nos rodean…  tan cerca y apenas perceptibles y otros tan lejos y siempre con nosotros… en nuestro corazón, en nuestra mente… en nuestro espacio, el que nos hace por dentro y nos refleja por fuera… el nuestro, el que nuestra imaginación nos enseña a sentir… a, sin decidirlo, crear un universo de emociones en nuestro interior que crecen por que sí, emociones que nos hacen sentir la vida en su estado máximo, que al fin y al cabo es lo que nos hace estar vivos.
   Es curioso como a veces una palabra, un color, un aroma… hace me sienta tan identificado con ellos como si fuesen parte mía… ya sea por el momento que ando viviendo o por la familiaridad que me transmite, en cualquier modo, me hace sentirlo tan cerca que noto esa sensación de estar metido en ellos y viceversa. Lo mismo me ocurre con las personas, en cualquier parte que ande metido, en autobús, tren, cualquier establecimiento o parque… sin necesidad de conocer a los que me rodean puedo sentir si están cerca de mi o no, y esta misma sensación me deja estar más o menos cercano a ellos también… como un reflejo, es algo involuntario, que me sale por que sí, haciendo con ello más atractivo y agradable el momento. Que mejor ejemplo para los que andamos tras la pantalla de este inmenso mundo virtual con las sensaciones que somos capaces de captar sin apenas saber del que hay al otro lado, dejando ese sabor en nosotros como si de siempre hubiesen estado ahí, sin más… extraño, pero a la vez tan natural. Por veces, junto a estas situaciones, no existen tensos silencios, que sí, silencios llenos de significado, cargados de eso que no se ve, pero tan bien se siente en todo lo que nos hace por dentro… eso que nos deja sonreír sin saber por que y dejarnos tan libremente al segundo que nos hace y nos decide. Uno se presta a ser bueno con todo y con todos, no importa la forma, sonido o color que demuestren, pero sí, sin quererlo, influye en uno u otro modo en nuestra forma de actuar. Hay con quien le sale a uno sin darse cuenta su más natural afecto o hacer, y con otros, por más que se empuje, todo queda en algo… diferente.
   Dado que no soy de adentrarme demasiado en profundas reflexiones, pienso, no se debe a ser o no unos mejores que otros, si no, por esas inexplicables sensaciones que florecen por que sí, unos encajan mejor en nosotros y viceversa, puede incluso hasta sean correspondidos, por supuesto, también sin buscar ese acercamiento. Por que sí, unos hacen nos alimentemos y crezcamos en nuestros adentros en manera positiva y otros, sin ser culpables de ello, hacen nos sintamos tan lejos e imposibilitados de siquiera llegar a conocernos por lo extraño de los sentimientos que nos abordan, o puede, incluso ni lleguen a causar dichos sentimientos…
   Así, contento de saber la vida hace me encuentre con tantas y tantas emociones que me hagan sentir parte de ella y viceversa, sin apenas darme cuenta de ello, pero absorbiendo por que sí, y con ello, descubriéndome sin querer.





6 comentarios:

MAITE dijo...

Que bello escrito , me recuerda tantas cosdas , que bella forma de expresar la distancia y la cercania a la ves , gracias por compartir

maite-cita.blogspot.com

ATILIN dijo...

Es la intuición la que nos hace percibir esas cosas. Pero hay algo más allá de nuestra percepción que hace que nos acerquemos a seres que nos nutren, nos hacen florecer, y también están esas almas que hay que ir transformando. Es un desafío, a veces uno no quiero exponerse demasiado, pero es cuestión de tener paciencia y fe para que los demás se vayan contagiando.Ela mor lo penetra todo. Todos somos maestros, están los que nos enseñan a través del amor y están los que lo hacen a través del dolor. Muchas veces de esas personas o de esas experiencias que vivimos con esos seres que nos hacen sufrir, crecemos, nos hacemos fuertes y esas son las otras experiencias que hay que vivir a pleno.
¡Besos!
Pd: Muchas veces me cuesta poder ser clara con lo que te quiero decir, pero sé que me comprendés.

Maritza dijo...

Me creerás si te digo que recién vengo a caer en cuenta que eres hombre?
!!! Por tu nombre, creía que eras mujer y una vez pensé que te habías equivocado de artículo nada más... Te habrás dado cuenta que a veces te nombré "amiga"...(y nunca me corregiste!!)

Fuera de mi error, me toca mucho el tema del que hablas.Lógicamente (o no),siempre tendremos a algunos más cercanos e indefectiblemente otros que los queremos cerca...no lo estarán. Es la vida, con sus notas más difíciles y tristes, a veces.
Me ha sucedido mucho esto de establecer cercanías en este espacio virtual, aún sin haber visto jamás los ojos de la persona,frente a frente...
Qué curiosas las interrelaciones entre las personas,no?

Magnífico tu texto,AMIGO!
;)

ABRAZOS MILES.
(Buena música!).

Kata dijo...

Hola Maite, encantado de verte por aqui y saber te agradó el escrito. :))

Gracias a ti, por pasaar y dejarte un poquito!

Un fuerte abrazo!!


Ati, te comprendo y tus reflexiones son bastante claras, además de tener una base más que asentada. Quizás no me venga como un desafio a mi... creo que dejo a estas sensaciones y disfruto en mayor o menos medida con ellas...


Un fuertissimo abrazo siempre, y muy feliz semana!!!


Maritza! jajaja... sí, bueno, al final te has dado cuenta... que decirte, que sí te corregí o cuanto menos lo intenté al principio, en los primeros comentarios que me dejaste y puedo alguno que te deje en tu blog, el primero (aquí - http://kata335.blogspot.com/2010/12/siendo-estando.html) más claramente, en los demás de un modo más sutil, y viendo que no dabamos a ponernos de acuerdo desistí y lo deje como estaba, no eres la única a quien le pasa con mi nombre, ni me llega a molestar como para andar coprrigiendo de un modo más constante... Bueno, ahora ya andamos más claros con ello jajaja :)))


Dejando a un lado la anécdota, como dices, sí, son muy curiosas las relaciones entre las personas, a veces ofuscarnos mucho en intentar controlarlas nos puede pasar factura... Lo mejor, aprender de ellas!!!!


Un fuertissimo abrazo, siempre!!!

Silvia García dijo...

Kata!!! aunque tarde aquí estoy, por alguna razón tenía que pasar y leer lo de Maritza, que a mí también me pasó, cuando me dí cuenta corrí a ver tu perfil y ya está... solucionado.
Que fantástica reflexión has hecho, a tí y a tantos más amigos virtuales los siento de pronto más cerca que a personas que están muy próximas a mí, la empatía que se produce entre dos seres, aún a la distancia, algo resuena en mí del otro y eso me acerca, o distancia.
No te dejé comentario en tu último post porque a decir verdad no entiendo mucho de esa música.
Te mando un gran abrazo y que tengas una hermosa semana.
Silvia

Kata dijo...

Hola Silvia! Así es, por veces la distancia física es solo una condición, superada por la emocional, donde la única con valor es la que nos crece dentro, que es la que nos hace sentir lo que somos y lo que nos rodea.


Un fuertissimo abrazo a ti tambien y una mejor semana, siempre!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...